miércoles, 24 de mayo de 2017

Historias nocturnas: USAG no compra el rancho y las medallas defectuosas

Pongámonos un poco en situación, los Karolyi se han jubilado y ahora es Valeri Liukin  quien ostenta el cargo de seleccionador. Originalmente la idea de los Karolyi era vender su rancho, donde el equipo estadounidense realiza sus concentraciones, a la federación estadounidense y a vivir la vida.
Fuente
El caso es que la semana pasada la federación estadounidense anuncio que ya no compraba el rancho de los Karolyi dando como razón que entre otros aspectos unos inesperados gastos. Esto daba a entender que mayoritariamente esta vuelta atrás se debía a motivos económicos.
Venga va, todos sabemos que aquí la polémica surgida con el caso Nassar tiene bastante que ver.
Para resumir este caso de una manera sencilla, hace varios meses surgió una acusación por abusos sexuales por parte de una ex-gimnasta contra el entonces médico del equipo nacional Larry Nassar (actualmente, espero que pudriéndose en la cárcel). A raíz de esa denuncia se abrió una investigación que todavía sigue abierta donde se terminó descubriendo que Nassar había abusado de más de 300 gimnastas a lo largo de 20 años, osea que estamos ante un ser, por llamarlo de alguna manera, increíblemente repulsivo, aunque se podrían emplear calificativos mucho peores. Nassar fue obviamente apartado de su cargo y el terremoto acabó por llevarse por delante al mismísimo presidente de la federación estadounidense.
¿Y qué tienen que ver los Karolyi con todo esto? Para empezar si no fueron todos, una gran cantidad de casos tuvieron lugar en el rancho de los Karolyi, los Karolyi estaban al tanto de que tenían a un pederasta ahí metido y no hicieron absolutamente nada al respecto, es más fueron acusados de crear un ambiente tóxico favoreciendo la aparición de abusos físicos y emocionales.
Los Karolyi fueron los que levantaron y llevaron a la gimnasia estadounidense hasta su estado actual de dominación, pero en serio, todo tiene un límite. Ya había oído historias sobre que los métodos de la Karolyi eran abusivos, pero si le añades que has ignorado que estén jodiendoles la vida a niñas aún más de lo que ella podría haberlo hecho ya son palabras mayores. Todo sea por los resultados, esas chicas de ahí son cachos de carne a explotar para alcanzar la gloria porque el fin justifica los medios. NO, no y no. Creo que todos entendemos que el deporte de élite es duro, pero al final no dejan de ser personas, eso tiene que dejar secuelas mentales de por vida.
A lo que iba, los Karolyi querían retirarse por todo lo alto vendiendo su rancho y ahora se han quedado sin venta. Y lo tienen bien merecido.

Sigamos conspirando ¿donde se harán ahora las concentraciones? Porque han dicho que estaban buscando un lugar nuevo para ello. Según leí por Tumblr el lugar donde se concentra el equipo masculino no permite la entrada a menores de según que edad, no recuerdo si eran dieciséis años, y eso crea un problema, por lo menos para el equipo junior. Otra opción que veo yo es que se terminen construyendo su propio lugar de concentración o puede que vayan rotando de gimnasio en gimnasio hasta dar con una solución definitiva.
Otra cosa ¿afectará esta situación a la gimnasia estadounidense? Yo creo que no se verá afectada lo más mínimo, al final la gimnasia en Estados Unidos se crea y desarrolla en los club y toda está polémica viene del lugar de concentración de las gimnastas del nivel élite, no es lo mismo que una gimnasta que para desarrollar su potencial o tener opciones de competir internacionalmente tuviesen que estar en el rancho a tiempo completo como ocurre en otros países (en la gran mayoría porque no es posible este sistema), que llegados a un momento hay que abandonar el club de origen e ir a concentración continua con el equipo nacional.


Pasemos a otros temas, menos escabrosos...
Las historias rocambolescas de Rio 2016 siguen vigentes aún hoy. Después de residencias desastrosas, la piscina que volvió verde y olía mal ahora resulta que aproximadamente un seis por ciento de las medallas estarían defectuosas, estaríamos hablando de aproximadamente unas 130 medallas, al parecer la mayoría de plata. Los problemas reportados son o bien manchas en la medalla o que directamente la cobertura se está descascarillando. Pero esto no es la primera vez que pasa... Catalina Ponor ya dijo en su día que sus medallas de Atenas se estaban oxidando.
Moraleja, no dejes tus medallas a cambios de temperatura.
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*Trata de ceñirte al tema en la medida de lo posible, de no ser posible hay una bonita cuenta de Ask.fm o correo electrónico . La autora del blog no muerde (muy fuerte) :3
*Spam no, gracias.

Y sobre todo, muchas gracias por tu comentario. ^^